La casa

Espigas altas, casa rural de categoría superior (3 espigas), os abre las puertas de un edificio del siglo XVI, restaurado respetando la arquitectura tradicional, con paredes de piedra de rodeno, vigas de madera y suelos de yeso de Albarracín.

La casa se encuentra en la zona más elevada de Rodenas, a los pies de la ladera que protege al pueblo del viento del norte, en un entorno tranquilo junto a los restos de las primeras construcciones.

fachada casa rural Espigas altas

Esta casona es un claro ejemplo de la buena conservación de la arquitectura popular de Rodenas. Construida en el siglo XVI y recientemente restaurada, tuvo en la familia Mur a sus últimos inquilinos.
Al restaurarse el edificio, se acondicionó como un alojamiento de turismo rural que, durante unos años, albergó en su planta baja un pequeño museo etnográfico. Actualmente, la totalidad de sus estancias están a disposición de los huéspedes, con una capacidad máxima de 10 personas.