Molinos de viento


Casa rural Espigas altas, Rodenas, Sierra de Albarracín, Teruel


Dos molinos de viento cerca de Rodenas

El pasado mes de mayo nos acercamos a los dos molinos de viento próximos a Espigas altas. Uno está en Ojos Negros, en la comarca del Jiloca (Teruel), a 17 km de Rodenas, y el otro en Alustante, en la comarca del Señorío de Molina-Alto Tajo (Guadalajara), a 20 km de Rodenas.

Estamos acostumbrados a relacionar molinos de viento con Campo de Criptana, Consuegra o Mota del Cuervo, en La Mancha, de ahí que nos picara la curiosidad al conocer la existencia de los molinos de Ojos negros y de Alustante, los dos únicos ejemplos que se conservan restaurados en estas sierras.

A sus pies, impresionan las grandes aspas (al molino de Alustante le falta la que está por encima de la caperuza) y rápidamente viene a nuestra mente la imagen de don Quijote acometiendo contra los gigantes.

Uso

Los molinos harineros eran imprescindibles para obtener un alimento tan básico como el pan. Su importancia era tal que llegaron a construirse molinos de extraordinarias dimensiones, que podían llegar a costar más que un palacio o una iglesia. Nuestros dos molinos son más modestos, aun teniendo magníficas dimensiones.

Se construyeron para complementar o sustituir los ya existentes molinos de agua, que dependían de unas corrientes de agua que comenzaron a flaquear a inicios del siglo XIX, en un contexto climático cada vez más seco.

Situación

Ambos edificios se encuentran a las afueras de la población. El molino de Ojos Negros, en un alto a la izquierda de la carretera antes de llegar a Ojos Negros desde Rodenas, una vez pasado el barrio minero del Hospital. El molino de Alustante domina una explanada a la derecha de la carretera que lleva a Alcoroches.

Laguna de Tordesilos


Casa rural Espigas altas, Rodenas, Sierra de Albarracín, Teruel


Ayer martes 12 de febrero visitamos la laguna de Tordesilos, a tan sólo 5 km de Espigas altas.

Es una laguna de modestas dimensiones, ocupada en su mayor parte por un frondoso carrizal  y con algunas áreas de espadaña, que casi siempre nos ofrece algún avistamiento interesante.

Dando la vuelta a su perímetro pudimos ver una veintena de azulones, un par de fochas, un aguilucho lagunero macho, un esmerejón, unos cuantos escribanos palustres y un par de limícolas que bien podrían ser andarríos grandes.